Canutillos rellenos de crema


¿Eres de dulce o de salado? Yo de salado. Te reconozco que a mí el dulce no me gusta. Me encanta hacerlo. Me encanta preparar postres pero normalmente los encuentro siempre demasiado dulces. A lo único que no le digo que no es al chocolate y a las natillas. Los canutillos o cañas entran en esa categoría que yo llamo "demasiado dulce" pero os diré que los saqué el otro día en una reunión de amigos y duraron exactamente treinta segundos en la fuente y durante un minuto y medio se hizo el silencio absoluto. Nadie hablaba, todo el mundo comía con cara de felicidad. Aquí te dejo la receta.



Ingredientes

Para la masa

150 ml de vino blanco
150 ml de aceite
200 g de harina
una pizca de sal
Para el relleno
3 yemas de huevo
30 g de maicena
400 ml de leche
una vaina de vainilla
75 g de azúcar
1 limón


canutillos rellenos de cremaPreparación

Batimos el vino con el aceite hasta que forme una crema. Aproximadamente 10 minutos. Añadimos la harina y la sal. Tenemos que formar una masa lisa, que no pegue, y quede elástica. 

Estiramos la masa. Enrollamos la masa en los moldes de canutillos y freímos en aceite. ¿Aceite de oliva o de girasol? Yo siempre uso aceite de oliva porque me gusta su sabor intenso pero podéis usar el que más os guste. 

Lo que más me llamó la atención cuando los vi hacer por primera vez es que los canutillos se fríen con el molde puesto. 

canutillos rellenos de crema

Para la crema pastelera. Separamos unos 200 ml de leche. En el resto de la leche mezclamos las yemas, la maicena, el azúcar. Cortamos la vainilla a la larga y extraemos las semillas. Agregamos.

Ponemos a calentar la leche (sola) con un poco de corteza de limó. Antes de que empiece a hervir agregamos la mezcla con las yemas de huevo. Removemos bien y enérgicamente hasta que espese. Fundamental no parar de remover para que no se creen grumos. 

¿Cuál es tu postre favorito?

Besines.

Minis bundt cakes de chocolate

Vuelven las recetas. Qué alegría me da volver a publicar entradas. Estas últimas semanas han sido una locura en el trabajo así que no me ha quedado casi tiempo libre. Entre sacarme el B2 de alemán, el trabajo, los niños ... nada un desastre. Mil perdones.

Lo bueno de vivir en Alemania es que siempre vas a encontrar un día en el que encender el horno en verano. O te asas de calor o tienes semanas en las que no para de llover. La receta original es del libro de Bizcochos de Webos Fritos. Es un libro maravilloso si tienes que hacer un regalo o si eres adicto a este dulce.



Ingredientes

310 g de mantequilla a temperatura ambiente
310 g de azúcar
8 g de azúcar avainillado
5 huevos
150 g de leche
350 g de harina
100 g de maicena
16 g de levadura
una pizca de sal
35 g de cacao para postres
(spray para engrasar el molde)


mini cake the chocolate


Preparación

Precalentamos el horno a 180 º C.

Engrasamos bien el molde con la ayuda de un spray especial. Lo encontrarás en cualquier tienda especializada en productos de repostería. Si no los conoces, es un imprescindible en la cocina.

Batimos la mantequilla con las varillas. Vamos incorporando el azúcar  y el azúcar avainillado poco a poco.

Agregamos los huevos uno a uno. Añadimos la leche y batimos de nuevo.

mini cake de chocolate

Por último. agregamos la harina, la maicena, la levadura y el cacao.

Horneamos durante 20 minutos a 180º C. Si usas un molde de bundt cake grande, el tiempo de horno es de 60 minutos.

¿Quién pone el café?


GuardarGuardar

Tarta de pana cotta


Sigo viva. Tengo ganas de terminar mi curso de alemán para poder dedicarle más tiempo al blog aunque creo que voy a echar mucho de menos a mis compañeros. La buena noticia es que ahora no hay declinación que se me resista. La mala es que obvio el curso me quita mucho tiempo pues son cinco horas al día. Así que ahora mismo la vida no me da para más porque a las horas del curso, le tengo que sumar las de oficina. Aunque a veces ... la vida me da para hacer tartas tan ricas como esta. 

Tabulé

La semana pasada terminé de leer El lado oscuro del amor de Rafik Schami.  Es un libro muy bonito, que te recomiendo encarecidamente. Fue un bombazo en Alemania y forma parte de lo que se llama Migratenliteratur o literatura inmigrante. Su autor, se vio obligado a dejar Siria en 1971 y se trasladó a Alemania, donde se doctoró en química y escribió esta novela.

A través de más de ochocientas páginas relata la historia de amor de Farid y Rana. Y además transmite cómo era la situación política de la época. Es una joya de libro cuyo autor escribió en alemán. Me parece una proeza.  Con lo que cuesta escribir una simple carta en alemán como para escribir una novela. 


El caso es que en libro se menciona mucho el tabulé, una ensalada típica de Siria y el Líbano, que suelen preparar cuando hay invitados. Es muy fresquita y sana así que anótala para los días de calor o si estás haciendo la operación biquini.

Pastas rizadas

Espero que hayas pasado un estupendo puente o como dicen los alemanes langes Wochenende. Yo he aprovechado para descansar, hacer deporte, cocinar y ponerme al día con el blog y con el curso de alemán. Además he aprovechado para leerme el último libro que me compré que es una maravilla.
























Mousse de chocolate

Perdonad que últimamente ande un poco desconectada de las redes sociales pero entre el trabajo, el curso de alemán, la casa, los niños, el blog ... a veces siento que no llego. Además he vuelto a correr. Antes de que nacieran mis hijos corría  una media de cuatro o cinco veces por semana. Incluso llegué a correr un par de medias maratones. Ahora mimos me parece imposible volver a lograr algo así. Me conformo con ponerme en forma otra vez y perder esos kilos que los embarazos y la pereza me han regalado. Así que además de darle a las zapatillas, estoy cuidando mi alimentación así que me quedé con las ganas de probar esta mousse. Doy fe de que está buenísima porque ya la había probado con anterioridad. 




Bizcocho marmolado de Pascua





¿No os parece ideal para un Osterbrunch? 

Esta forma de elaborar el bizcocho marmolado lleva un poquito de trabajo. El resultado es muy vistoso. Os aseguro que sorprenderá a los comensales, sobre todo, a los más pequeños.

Yo uso dos moldes rectangulares pequeños idénticos. Cuando hago bizcocho reparto la masa entre los dos. Uno se queda en casa y otro se va al trabajo o se lo doy a algún amigo. Para hacer esta receta, son geniales porque sólo se tiene que hacer la masa una vez. Si usas un molde de tamaño normal, tendrás que hacer el doble de masa. 

Galletas de avellanas y chips de chocolate

Esta es mi tercera semana del curso de alemán.  Y a estas alturas de la película tengo que decir que me estalla la cabeza. Tengo un cacao mental de declinaciones, pasivas y frases relativas imposibles ... Yo al menos tengo la ventaja de que no tengo que aprender mucho vocabulario, por no decir nada, pero pienso en mis compañeros y no me extraña que estuvieran tan sumamente desmotivados el pasado viernes, así que he pensado que empezar la semana con chocolate es la mejor manera de encarar este reto. 

Aquí tienes la receta.



Bauernfrühstück {desayuno del granjero}

¡Moin! Estas últimas semanas están siendo un poco locura. Entre las clases de alemán que son unas cinco horas diarias, los niños, el trabajo y que hemos tenido visita a penas me queda tiempo para mucho más. Menos mal que ya estamos en el horario de verano que a mi me da la vida ya que al tener más horas de luz, tengo más tiempo para hacer fotos. ¿Cómo llevas el cambio de horario? ¿Prefieres el horario de invierno o el de verano?


Bollos preñaos

Cuando les dije a mis amigos que iba a hacer un curso de alemán, me miraron como si estuviera loca. Después de tantos años en Alemania y con mi nivel de alemán la idea de hacer un curso era considerada por mucho como una auténtica pérdida de tiempo. Nada más lejos de la realidad. No podría estar más contenta de hacer este curso. A pesar del cansancio y de tener la cabeza como un auténtico bombo con declinaciones y terminaciones para arriba y para abajo. A veces llego a casa y os juro que me estalla la cabeza pero estoy super feliz porque hoy he escrito un texto y, por primera vez, en muchos años, no tenía ni un sólo fallo. Yes! Vamos mejorando!


Pequeña tarta de queso y vainilla

Empecé a estudiar alemán a los catorce años. Iba una hora todos los días a la escuela de idiomas. Luego, seguí estudiando alemán en la Universidad. Soy Licenciada en Traducción e Interpretación así que los idiomas siempre me han acompañado. Mi primer profesor de alemán en la Uni era buenísimo. Después, me tocó una profesora que consiguió que el alemán fuera mi asignatura más odiada.  



En Alemania, nunca he tenido ocasión de hacer un curso pues siempre coinciden con mis horas de trabajo. Ahora tengo una carga lectiva muy baja hasta que empiece a trabajar nuevamente al cien por cien. Así que me dije que esta era la ocasión perfecta para repasar el alemán y aprender a declinar definitivamente. ¡No pierdo la esperanza! ¿No os da rabia que siempre después de escribir un email o una carta importante le pidas ayuda a un alemán y empiece a encontrarte fallitos tontos ... aquí falta una ene, acá falta una eme. Me desespera. Estoy haciendo un nivel B2 porque ahora mismo no ofertaban C1. Y aunque de momento me resulta bastante fácil esta siendo una experiencia increíble.

Ahora quiero que te imagines que te apuntas a un curso de alemán. Y la profe te ordena  que entrevistes a tu compañero. Vamos que le preguntes de dónde viene, qué hace, cuánto tiempo lleva aquí, cuáles son sus hobbys.  Esas cosas típicas del primer día de clase. Y tu compañero te cuenta que tardó dos meses en llegar Alemania; que dejó en Siria a sus padres, hermanas y hermanos; que llegó en una lancha a Grecia y siguió su camino a pie durante sesenta días. Y que le gusta mucho la natación y en su país formaba parte del equipo nacional pero que no nada desde que estalló la guerra. Y ahora quiero que imagines que todos tus compañeros de clase relatan una historia similar. A medida que iban hablando, se me iban llenando los ojos de lágrimas. 

Somos incapaces de valorar lo que tenemos porque lo damos por supuesto.

Por cierto,  ¿te puedes imaginar de qué hobby hablé yo? Exacto, de la fotografía culinaria y las recetas. Así que aquí tienes la receta de esta semana. Es un postre de queso muy fácil y resultón. Si lo decoraras con alguna fruta del bosque queda muy vistoso. 

Tarta queso frescoIngredientes

75 g de galleta tostada molida
80  g de mantequilla
400 g de queso tipo Philadelphia
1 vaina de vainilla
60 g de azúcar glas
100  g de nata agria o crema agria




Preparación


Para hacer la base, metemos las galletas en una bolsa con cierre hermético y pasamos el rodillo de cocina hasta que queden pulverizadas. Mezclamos la galleta triturada con la mantequilla. 

Ponemos esta mezcla sobre los moldes individuales y reservamos.

En un recipiente, echamos el queso. Agregamos el azúcar glas. Cortamos la vaina de vainilla longitudinalmente  y extraemos la semillas que añadiremos a la mezcla. Batimos bien unos 5 minutos. 


tarta queso postre



Finalmente, agregamos la nata agria y batimos brevemente de nuevo.

Vertemos la mezcla sobre los moldes individuales y dejar reposar unas dos horas en la nevera.

Decoramos con frutas del bosque cuando vayamos a servir.



GuardarGuardar

Magdalenas caseras de la abuela

Hace algunos años empecé a recolectar mis recetas en un blog de maternidad que dio lugar a Strudel & Flan. Mi deseo no era otro que tener siempre a mano mis recetas de cocina; compartirlas con familiares, amigos y contigo. Sobre todo, pensaba que sería genial que mis hijos tuvieran una fuente donde consultar mis recetas.



Frixuelos de chocolate

Es época de disfraces, pinturas y disfrutar del carnaval. La semana pasada traía al blog esta fantástica receta de berlinesas, que tanto ha gustado. Y esta semana me apetecía hacerle un guiño a mi tierra.

En Asturias, es tradición comer casadiellas y frixuelos en esta época del año. En mi cuenta de Instagram vas a encontrar la receta de los frixuelos tradicionales así que si no me sigues en Instagram ... ¡a qué esperas! 



Por cierto, me preguntaban cómo se celebra el carnaval por Alemania. Os diré que por mi zona no se celebra. Hay un día que los niños se celebran una fiesta en la guardería y eso es todo el carnaval. Bueno, hay un desfile bastante penoso en la ciudad. Por Colonia y por la zona del Rin ... pues ya es otro cantar. Allí se celebra más pero no os puedo contar cómo es porque nunca lo he vivido de primera mano. Quizás me lo puedas contar tú en los comentarios! ¡Gracias!

frixuelos de chocolate


Ingredientes

para los frixuelos

1 huevo
175 ml de leche
100 g de harina
30 g de cacao en polvo (puro, sin azúcar)
una pizca de sal

para la salsa de chocolate

50 ml de nata
50 g de chocolate
12  g de mantequilla (opcional)

Preparación

Batimos el huevo. Agregamos la leche. Añadimos la harina, el caco y la sal. Batimos manualmente con la varillas hata que obtengamos una masa líquida, fina y sin grumos.


frixuelos de chocolate

Ponemos en una sartén un poco de aceite. Vertemos un poco de masa y doramos los frixuelos por ambos lados.

Para hacer la salsa de chocolate. Ponemos a calentar la nata en un cazo y cuando empiece a hervir agregamos el chocolate troceado. Removemos bien hasta que los ingredientes queden ligados. Si quieres que la salsa quede brillante échale un poquito de mantequilla.

Sirve los frixuelos con el chocolate  caliente por encima. Estará de rechupete o como han dicho por aquí Es ist voll lecker. 

No te vayas sin contarme cómo se celebra el carnaval por tu zona.

Besines,

M.
GuardarGuardarGuardarGuardar

Berliner Pfannkuchen {berlinesas}



Se aproxima el carnaval y me apetecía mucho traeros esta receta al blog: Berliner Pfannkuchen. Las berlinesas es el dulce más típico del carnaval alemán.

Crema catalana

Me consta que hoy las redes están saturadas de corazones y postres inspirados en San Valentín pero me apetecía mucho traeros la receta de la crema catalana al blog. Primero porque es el postre español favorito de mi alemán. Y de muchos alemanes. A los alemanes les encanta. También quería hacerle un guiño a Elisabet de Crónicas Germánicas. No quiero pensar cómo me sentiría si me hackearan el blog.














Rosmarin Kanichen {conejo al romero}




Se aproxima San Valentín, no temáis que no os voy a llenar el blog de corazones pero he pensado que quizás es la excusa perfecta para preparar un plato de esos que no hacemos a
menudo.

Kalter Hund {tarta de galleta}

Seguramente muchas culturas tengan su propia versión de la tarta de galletas. Es una tarta muy fácil, ideal para hace con niños, incluso con los más pequeños porque no necesita horno. Va directamente a la nevera. De hecho, en alemán recibe su nombre  precisamente por el hecho de necesitar solo frío: kalter Hund (perro frío) o Kellerkuchen (tarta del sótano).

Mini Nussschnecken {caracoles de avellana}






Alemania y los dulces. Es una de las cosas que más me llama la atención de este país: la cantidad de tartas y bollería que hay en las panaderías.  Me atrevería a decir que estos Nussschnecken los puedes encontrar en cualquier panadería. Y ahora que hace un frío tremendo es un gran merienda para un día especial. A mí me gusta hacer estas recetas cuando vienen algunos amigos de mis hijos a jugar a casa.


Kartoffelfratin {gratín de patatas}

Estos días ha caído un montón de nieve por aquí. Y las temperaturas han bajado un montón. El invierno es la época ideal del año para darle marcha al horno. Por cierto, a mí me encanta usar el horno para cocinar por la noche porque dejo todo preparado para que cuando esté en casa por la tarde sólo sea encender y listo. 

El gratín de patatas suele comerse acompañando platos de carne pero si le pones unos champiñones laminados y un poco de queso gorgonzola es una buen plato principal junto a una ensalada.



Sopa de queso

Espero que hayas pasado unas fantásticas vacaciones y que la vuelta a la rutina haya sido más o menos llevadera. Viendo las imágenes de media Europa nevada, no se me ocurre mejor cena que las cremas y sopas. En casa somos muy aficionados a este tipo de platos, en mi libro tienes una de champiñones que triunfa seguro; en el blog, una de tomate y albahaca muy sabrosa y, si te apetece probar algo nuevo, te propongo esta de queso.





Roscón de Reyes

Vamos a llenar Alemania de roscones.

El agua de azahar es el ingrediente que le da al roscón ese sabor tan característico. En España, lo encontrarás en cualquier supermercado; en Alemania, es un poco más difícil encontrarlo. Agua de azahar se dice Orangenbluttenwasser u Orangenwasser y la encontrarás en tiendas bio (Bioladen), en supermercados o tiendas turcas (y árabes, en general) y también en las farmacias. ¡Ojo! Si compras agua de azahar en la farmacia tienes que asegurarte de que sea también para uso comestible y no sólo cosmético.




Esqueletos de Spekulatius

¡Guten Morgen!

Creo que dije que no haría nada especial para Halloween este año pero vi estos esqueletos y no pude resistirme a hacer mi versión. ¡Son adorables! Los originales de Donna Hay son de jengibre, los míos de spekulatius. En mi casa las galletas de jengibre ni fu ni fa. Por cierto, ¿sabías que en alemán la casa de Hansen y Gretel es de jengibre y, en español, de chocolate? Cuando se tradujo la obra las galletas de jengibre no eran tan populares en España como hoy en día. 






¡Me encanta! Me encanta la receta y la idea, reflejan muy bien que para hacer cosas bonitas no hace falta complicarse la vida en exceso, sólo disponer de un poco de tiempo, eso si. ¡Pero es genial para un tarde de lluvia como la de antes de ayer!


Ingredientes

250 g de harina
1 cucharadita de levadura
50 g de almendra molida

100 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
100 g de azúcar
1 paquete de azúcar avainillado
2 cucharaditas de especias para Spekulatius
1 pizca de sal
1 huevo

Para el glaseado

azúcar glas y leche


esqueletos de spekulatius


Modo de preparación

En un bol, mezclamos la harina (tamizada), la almendra molida y la levadura.

En otro cuenco, batimos la mantequilla con el azúcar, el azúcar avainillado, las especias y la sal. Batimos hasta que obtengamos una textura en pomada. Agregamos el huevo y batimos un minuto.

Seguidamente, añadimos la mezcla de harina. Y mezclamos todo rápidamente. Trabajaremos la masa rápidamente, sin amasar en exceso.




esqueletos de spekulatius



Cubrimos la masa con papel transparente de cocina y dejamos reposar la masa una hora en la nevera.


Enharinamos bien la superficie de trabajo y el rodillo para extender la masa. Es una masa que tiende a pegarse así que necesitaremos ayudarnos de harina. 

Horneamos a 200 ºC durante 8-10 minutos. 

Para hacer el glaseado mezcla una o dos cucharadas de leche y añade azúcar glas hasta que consigas una pasta densa. 



esqueletos de  spekulatius 

¿Vas a celebrar Halloween? ¿Te vas a disfrazar? Yo si de bruja piruja que me han dicho en casa que cuando riño soy como Ana Pastor, la presidenta del Congreso de España diciendo eso de "señorías cállense". 

Besines, 

María

PD Se avecinan grandes cambios en el blog. Y me muero de ganas de contarlo pero habrá que esperar un poquito más.