Maamoul { y sorteo }

Tenía unas ganas enormes de probar esta receta desde que un día una alumna siria me llevó estas delicias al despacho.  Los maamoul son unos dulces típicos de Oriente Próximo que se preparan rellenos de dátiles o frutos secos.

Y al contrario de lo que parece, son muy fáciles de hacer. Tremendamente fáciles. Para darles esa forma tan bonita se usan unos moldes tradicionales de madera. ¡Qué no cunda el pánico porque no son imprescindibles. Se pueden hacer perfectamente sin molde, dándoles forma con las manos. 



Las formas las puedes encontrar en internet. Si vives en Alemania, seguro las encuentras en las tiendas árabes. En Leipzig, las he encontrado en las tiendas de ultramarinos de la Eisenbahnstraße. Y con un poco de suerte te la llevas por tu cara bonita porque sorteamos un molde en el blog.  Las bases del concurso las encontrarás en la cuenta de IG

Para hacer la receta me he basado en la receta de Carmen del blog ¿No quieres caldo? Pues toma dos tazas.  ¡Muchas gracias Carmen por contestar todas mis dudas y por ese blog tan bonito que tienes!

Maamoul


Ingredientes

Para la masa

240 g de mantequilla en pomada
150 g de azúcar
280 g de harina normal
1 cucharada de leche
azúcar glas 
unas gotas de agua de azahar {en alemán Oragenblütenwasser. La encontrarás en  bioladen, tiendas árabes o turcas}

Para el relleno

100 g de nueces
50 g de azúcar
la ralladura de un limón
una pizca de canela molida
unas gotitas de agua de azahar
10 de mantequilla


Preparación

Batimos la mantequilla durante cinco minutos. 

Agregamos el azúcar, el agua de azahar y batimos durante cinco minutos más.

Añadimos la leche. Y cuando esté integrada vamos agregando la harina poco a poco. 

Maamoul

Trabajamos la masa hasta formar una bola que dejaremos reposar media hora en el nevera envuelta en papel de film transparente. 

Picamos las nueces en un mortero y agregamos el resto de ingredientes hasta formar una masa para el relleno.


Sacamos la masa de la nevera y formamos una bolita, le hacemos un agujero con el dedo meñique e introducimos el relleno. Volvemos a cerrar la bola. 

Enharinamos el molde. Y colocamos nuestro primer Maamoul sobre este y presionamos ligeramente. Recuerda enharinar bien los moldes antes de cada uso y que la masa debe quedar justo al ras sin sobresalir.

Para sacar los maamoul del molde solo tienes que darle un golpecito. 

MaamoulColocamos los Maamoul en una bandeja y los dejamos reposar una hora en la nevera.

Horneamos a 175º C durante 13 minutos. No te olvides de precalentar el horno durante unos 10 minutos. 

Te deseo una gran semana.

Besines,

M. 

Carne en salsa de yogur {Shakriyeh}

¿Te gusta probar nuevas recetas? A mí me encanta así que aprovechando que ahora mismo estamos dando en clase de árabe todo el tema relacionado con comida y recetas de cocina, me he animado a probar alguna receta de Oriente Próximo.



Para ello he echado mano de uno de mis libros favoritos de cocina Malakeh de Malakeh Jazmati. El libro está en alemán y sus fotografías son una joya. Son preciosas. Tengo que confesar que me lo compré sólo porque me pareció tremendamente hermoso.

Me comentaban que es una receta que se prepara para reuniones o festividades familiares, que se hace mucha mucha cantidad y el primer día se come caliente y el segundo frío.

Puedes hacer esta receta con cordero, pollo o ternera. Si te decantas por la ternera que sea una ternera tiernecita (en alemán Kalb). No es una receta difícil ni laboriosa pero el tiempo de preparación si es largo.

Shakriyeh

Ingredientes

para la carne

1 cebolla
400 gramos de carne de ternera
3 cápsulas de cardamomo
media rama de canela
dos hojas de laurel
cinco granos de pimienta
3 clavos

para la salsa

25 g de maicena
500 g de yogur griego
1 cebolla
15 g de margarina
menta fresca



Preparación

Lavamos y cortamos la carne en trozos. Salpimentamos.

Ponemos la carne en una cazuela junto a la cebolla y todas las especias. Regamos con un litro de agua y dejamos que se haga a fuego muy lento durante hora y media. La carne tiene que quedar blandita.

Para la salsa

Deshacemos la maicena en un vaso de agua.

En un cazo calentamos el yogur griego. Agregamos el agua con la maicena. Cuando rompa a hervir, cocinamos sin dejar de remover durante cinco minutos.

carne con yogur

Picamos la cebolla y la doramos en la margarina. Cuando esté dorada, vertemos medio vaso de agua y dejamos que se evapore. Una vez el agua se haya evaporado, agregamos el yogur.

Sacamos la carne. Colamos el líquido de haberla cocinado y agregamos unos 75 ml de este a la salsa.

Servimos con arroz y listo.

¿Qué me dices? ¿Te vas a animar? ¿Tienes alguna receta exótica que quieras compartir conmigo?

Besines,

M.




Monstruos de chocolate





Siempre por estas fechas las redes se inundan de comida divertida. En el blog vas a encontrar diferentes propuestas de galletas para hacer con o sin niños. Yo este año no he querido complicarme mucho la vida y he tuneado la receta de magdalenas de la abuela que tanto le gusta a mi querida Eli de Crónicas Germánicas.  

Propuesta más fácil para Halloween imposible. La único que tenemos que hacer es hornear directamente las magdalenas en la bandeja o molde para magdalenas sin cápsulas. Y para que nos quede el agujero del medio yo he usado los moldes de canutillos verticalmente pero también se pueden hacer una vez horneados con mucho cuidado de que no se rompan. 



monstruos de chocolate  

Ingredientes

3 huevos
250 g de azúcar
250 mL de aceite
250 mL de leche.
250 g de harina.
16 g de levadura
la ralladura de un limón
ojitos de azúcar

Para la cobertura de chocolate


200 g de chocolate
200 g  de nata
50 g de mantequilla




Preparación

Precalentamos el horno a 180 º C.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen.

Añadimos el aceite, la leche y la ralladura.

Agregamos la harina y la levadura. 

Rellenamos el molde bien engrasado y colocamos verticalmente un molde para canutillos en cada una los huecos. 

Horneamos 30 minutos. 

Para la cobertura. Trocea el chocolate. Pon a calentar la nata y añade el chocolate antes de que rompa a hervir. Agrega la mantequilla, que es lo que le da brillo.

Deja reposar la mezcla de chocolate y cuando espese un poquito puedes bañar los monstruitos en chocolate, 

Besines,

M. 

Galletas de mantequilla







Hemos pasado un verano especialmente caluroso en Alemania y un otoño también bastante atípico. Pero por fin parece que ha llegado el otoño de verdad. Digo por fin porque también se extrañan los findes de semana lluviosos en los que se siente una pereza infinita. A lo sumo café, manta, una buena película y hornear unas galletas, de esas que vuelan al sacarlas del horno. 

O un buen libro. Me acabo de terminar Sofía o el origen de todas las historias de Rafik Schami y me ha parecido una maravilla.  Y me he quedado en blanco sobre qué leer- He pasado unos meses leyendo todo lo que tenía pendiente y ahora no sé qué lectura empezar. Así que si me haces alguna recomendación te estaré eternamente agradecida. 


Galletas otoño 

Ingredientes

150 g de mantequilla (fría) cortada a daditos
150  g de azúcar
1 paquete de azúcar avainillado
2 yemas de huevo
250 g de  harina


galletas animales 


Preparación

Mezclamos bien todos los ingredientes menos la harina.

Agregamos la harina y amasamos rápidamente.

Dejamos reposar la masa en la nevera como mínimo una hora.

Estiramos la masa. Damos forma a las galletas y horneamos a 190ºC durante 8-10 minutos.

¡Y listo!

Besines,

M.

crema de lentejas


¿Vosotros de pequeños tenías un plato que detestabais  a más no poder?. Yo sí. Las lentejas. Y competían codo con codo con la fabada.  Ya sé ... ya sé que es un pecado que siendo asturiana no me guste la fabada. ¡Qué le vamos a hacer!

Lo que si es cierto es que internet nos ha abierto las puertas a nuevas recetas. E incluso platos que quizás en algún momento odiamos hasta decir basta, consiguen segundas oportunidades. 

Y la segunda oportunidad viene en forma de crema. 


Ingredientes (para cuatro personas)

1 cebolla
250 gr. de lentejas rojas
una piza de pimienta
una pizca de nuez moscada
una cucharada de pimentón picante
una pizca de canela molida
una pizca de comino
una cucharada de tomate concentrado
una cucharada de zumo de limón 
agua
aceite de oliva


Preparación 

Cortamos la cebolla en cuadraditos y la ponemos a pechar en una cazuela junto con el aceite. Agregamos las entejas. 

Vertemos el agua y dejamos cocinar a fuego lento. Si el agua se evapora, se puede agregar un poco más. 

A continuación, trituramos y agregamos las especias. 

Besines,

M. 

Mantecado de Avilés

Ahora que las redes sociales se inundan de torrijas, pestiños, rosquillas y todos esos dulces típicos de Pascua, aquí no íbamos a ser menos y esta semana te propongo una receta típica de mi ciudad de origen. 

El mantecado de Pascua o mantecado de Avilés es típico en Pascua. Normalmente, los ahijados llevan el ramo o la palma a los padrinos el domingo de Ramos y estos reciben una semana después este bollo.  



Normalmente es de tres pisos. Y para hacerlo, se usan unos moldes especiales que venden en las ferreterías o tiendas de reposterías. ¡No te preocupes! Puedes hacerlo en un molde alargado para bizcochos normal y corriente. 

Ingredientes (para un bollo de tres pisos)

750 g de huevos (pesados con cáscara)
750 g de harina
750 g de azúcar
750 g de mantequilla

mantecado de aviles



Preparación

Derretimos la mantequilla y dejamos enfriar.

Con la ayuda de las varillas, batimos los huevos con el azúcar durante 20 minutos.

Dejamos reposar la masa 10 minutos.

Añadimos la harina poco a poco y batimos 10 minutos más. Dejamos reposar 10 minutos.

Precalentamos el horno a 180 º C.

Agregamos la mantequilla y batimos otros diez minutos.

mantecado de pascua


Horneamos a 180 º C hasta el bollo rompe. Se dice que cuando el bollo "se rompe" por arriba ya está listo.

Para hacer un mantecado de dos pisos necesitamos 500 g de todos los ingredientes. Y para uno en molde alargado, 250 g.

Es típico decorarlo con pollitos, plumas o chocolates típicos de Pascua. Además se baña con un glaseado a base de leche y azúcar glas. Tan sólo tienes que echar un poquito, muy poquito de leche, en una tacina e ir añadiendo azúcar glas hasta que te quede el glaseado con la consistencia que deseas.

Esta delicioso. ¡Lástima que engorde tanto!

Besines,

M.