Featured Slider

Galletas momia



Hace mucho que no consigo cogerle el ritmo al blog, a volver a publicar periódicamente. Y os quería pedir perdón por ello. No es por falta de material sino de tiempo y tranquilidad. Necesito días más largos y dormir noches del tirón.  Terminé mi curso de alemán y aprobé el B2 con la máxima puntuación. He empezado un curso de árabe. Y si nada se tuerce, en unas semanas firmaré mi primer contrato indefinido en Alemania. Después de trece años ... al fin ... Y no será en el puesto que tengo ahora, sino como coordinadora de los cursos de integración. Así que estoy feliz como una perdiz porque nada me hace más ilusión que poder ayudar a otros emigrantes como yo a aprender un idioma tan complicado como el alemán. Así que ahora ya sabes porque me falta tiempo, para pasarme por aquí y las redes sociales. Y tener una relación más cerca contigo si cabe. Ahora mismo tirar por el trabajo, la casa, los niños ... hace que caiga rendida a las nueve de la noche. Terrorífico. ¿Verdad?

Estas galletas no son terroríficas, sino divertidas. Y muy fáciles de hacer.

momias halloween 

Ingredientes

1 huevo
200 g de harina
1 limón
100 g de mantequilla
50 g de azúcar glas
1 pizca de sal
ojos de azúcar (puedes comprarlos en supermercados tipo Kaufland o en tiendas de repostería)
azúcar glas

galletas momia

Preparación

Separamos la yema de la clara. 

En un bol, mezclamos la harina, la yema de huevo, la sal y una cucharada de zumo de limón. 

Agregamos la mantequilla cortada en pequeños cuadrados. Por último, añadimos el azúcar. 

Amasamos rápidamente hasta formar una masa lisa. 

Damos forma a las galletas y horneamos de 7-8 minutos a 175 grados!! 

Deja que las galletas enfríen.

Para el glaseado,  monta la clara a punto de nieve y mézclala con azúcar glas hasta que tenga la consistencia deseada. 

Pega los ojos con un poquito del glaseado. Con una manga pastelera, vete haciendo tiras con el glaseado a moda de vendas de momia. 

¿Fácil verdad? No te vayas sin contarme cómo te va. Te he echado de menos. 

Canutillos rellenos de crema


¿Eres de dulce o de salado? Yo de salado. Te reconozco que a mí el dulce no me gusta. Me encanta hacerlo. Me encanta preparar postres pero normalmente los encuentro siempre demasiado dulces. A lo único que no le digo que no es al chocolate y a las natillas. Los canutillos o cañas entran en esa categoría que yo llamo "demasiado dulce" pero os diré que los saqué el otro día en una reunión de amigos y duraron exactamente treinta segundos en la fuente y durante un minuto y medio se hizo el silencio absoluto. Nadie hablaba, todo el mundo comía con cara de felicidad. Aquí te dejo la receta.



Ingredientes

Para la masa

150 ml de vino blanco
150 ml de aceite
200 g de harina
una pizca de sal
Para el relleno
3 yemas de huevo
30 g de maicena
400 ml de leche
una vaina de vainilla
75 g de azúcar
1 limón


canutillos rellenos de cremaPreparación

Batimos el vino con el aceite hasta que forme una crema. Aproximadamente 10 minutos. Añadimos la harina y la sal. Tenemos que formar una masa lisa, que no pegue, y quede elástica. 

Estiramos la masa. Enrollamos la masa en los moldes de canutillos y freímos en aceite. ¿Aceite de oliva o de girasol? Yo siempre uso aceite de oliva porque me gusta su sabor intenso pero podéis usar el que más os guste. 

Lo que más me llamó la atención cuando los vi hacer por primera vez es que los canutillos se fríen con el molde puesto. 

canutillos rellenos de crema

Para la crema pastelera. Separamos unos 200 ml de leche. En el resto de la leche mezclamos las yemas, la maicena, el azúcar. Cortamos la vainilla a la larga y extraemos las semillas. Agregamos.

Ponemos a calentar la leche (sola) con un poco de corteza de limó. Antes de que empiece a hervir agregamos la mezcla con las yemas de huevo. Removemos bien y enérgicamente hasta que espese. Fundamental no parar de remover para que no se creen grumos. 

¿Cuál es tu postre favorito?

Besines.

Minis bundt cakes de chocolate

Vuelven las recetas. Qué alegría me da volver a publicar entradas. Estas últimas semanas han sido una locura en el trabajo así que no me ha quedado casi tiempo libre. Entre sacarme el B2 de alemán, el trabajo, los niños ... nada un desastre. Mil perdones.

Lo bueno de vivir en Alemania es que siempre vas a encontrar un día en el que encender el horno en verano. O te asas de calor o tienes semanas en las que no para de llover. La receta original es del libro de Bizcochos de Webos Fritos. Es un libro maravilloso si tienes que hacer un regalo o si eres adicto a este dulce.



Ingredientes

310 g de mantequilla a temperatura ambiente
310 g de azúcar
8 g de azúcar avainillado
5 huevos
150 g de leche
350 g de harina
100 g de maicena
16 g de levadura
una pizca de sal
35 g de cacao para postres
(spray para engrasar el molde)


mini cake the chocolate


Preparación

Precalentamos el horno a 180 º C.

Engrasamos bien el molde con la ayuda de un spray especial. Lo encontrarás en cualquier tienda especializada en productos de repostería. Si no los conoces, es un imprescindible en la cocina.

Batimos la mantequilla con las varillas. Vamos incorporando el azúcar  y el azúcar avainillado poco a poco.

Agregamos los huevos uno a uno. Añadimos la leche y batimos de nuevo.

mini cake de chocolate

Por último. agregamos la harina, la maicena, la levadura y el cacao.

Horneamos durante 20 minutos a 180º C. Si usas un molde de bundt cake grande, el tiempo de horno es de 60 minutos.

¿Quién pone el café?


GuardarGuardar